Jueves, 20 de septiembre de 2007
Publicado por Sil-Mar @ 7:03  | PARA PENSAR
Comentarios (0)  | Enviar
Afuera hace fr?o, mucho fr?o; se ve el aliento de las personas al respirar, mientras caminan envueltos en abrigos y bufandas y las manos en los bolsillos.
Quiz? las crestas de los montes est?n cubiertas de nieve o de hielo, pero hay gente que tiene su coraz?n caliente, y no importa el fr?o de las calles; personas que tienen una raz?n para vivir, gentes felices y que saben amar, que saben convertir todas las cosas duras de la vida en algo bueno, algo positivo, tienen esperanza, conf?an en Dios, aman a su pr?jimo y se esfuerzan por mantener un clima de paz y calor en sus hogares, en su trabajo.
Pero, ?qu? duro debe ser que ah? fuera haga fr?o y que el coraz?n est? congelado, hecho hielo, tambi?n! Fr?o por fuera y fr?o por dentro;
Hielo es la desesperanza, dejarse arrancar d?a a d?a los restos de confianza a los que uno se agarra para seguir viviendo.
Hielo es el rencor y el odio que va pudriendo poco a poco de modo irremediable tantos corazones. ?Qu? hielo tan duro, es el miedo a la vida, al futuro, a la vejez, a la enfermedad y a la soledad!
Necesitamos que salga el sol dentro de nosotros mismos, el sol de la esperanza, del amor, del optimismo, de la paz interior; tenemos que forzarnos a nosotros mismos y, antes que nada, obligarnos a creer que el sol puede salir en nuestra vida. El sol de la esperanza puede salir y de hecho sale en la vida de todos los que se fuerzan a s? mismos a creer en Dios y en s? mismos, que se fuerzan a esperar lo mejor, a luchar por salir adelante a pesar de todo.
Yo no puedo controlar el clima de afuera, pero s? el interior de mi esp?ritu.
Los problemas lo pueden quebrantar a uno si se deja, pero pueden fortalecerlo si los enfrenta como retos magn?ficos.

Autor: Desconocido

[email protected] PaRa eL AlmA

Tags: Para pensar, cosas de la vida

Comentarios