Lunes, 10 de septiembre de 2007
Publicado por Sil-Mar @ 10:15  | PARA PENSAR
Comentarios (2)  | Enviar
Alg?n d?a, cuando mis hijos sean los suficientemente grandes para entender la l?gica que motiva a una madre, les dir?:
Te am? lo suficiente... como para preguntarte ad?nde ibas, con qui?n, y a qu? hora regresar?as a casa.
Te am? lo suficiente... como para insistir que ahorraras tu dinero y te compraras la bicicleta que quer?as aunque podr?amos hab?rtela comprado nosotros.
Te am? lo suficiente... como para quedarme callada y dejarte descubrir por ti mismo que tu nuevo amigo era una persona repulsiva.
Te am? lo suficiente... como para hacerte ir a pagar el chicle que hab?as robado y decirle al kiosquero: Ayer me rob? esto y ahora vengo a pagarlo.
Te am? lo suficiente... para quedarme parada dos horas en la puerta mientras limpiabas tu habitaci?n, un trabajo que no llevaba m?s de 15 minutos.
Te am? lo suficiente... para permitirte que vieras enojo, chasco, y l?grimas en mis ojos. Los hijos deben aprender que sus padres no son perfectos.
Te am? lo suficiente como para dejarte asumir la responsabilidad por tus acciones a?n cuando las consecuencias eran tan graves que casi me romp?an el coraz?n.
Pero m?s que todo, te am? lo suficiente... como para decirte NO cuando sab?a que me odiar?as por ello. Esas fueron las batallas m?s dif?ciles de todas.
Estoy contenta de haberlas ganado, porque al final, t? tambi?n ganaste. Y alg?n d?a, cuando tus hijos sean suficientemente grandes para entender la l?gica que motiva a los padres, t? les dir?s...
?Era mala tu mam?? La m?a s? que lo era. ?Ten?amos la mam? m?s mala de todo el mundo!
Mientras otros chicos com?an caramelos en el desayuno, nosotros ten?amos que comer cereal, pan y fruta.
Mientras otros almorzaban una Coca-Cola y unas papas fritas, nosotros ten?amos que comer verduras y porotos. Y puedes imaginar que nuestra mam? nos preparaba una cena diferente a la de los otros ni?os, tambi?n.
Mam? insist?a en saber ad?nde est?bamos en todo momento, como si fu?ramos convictos en una prisi?n.
Ella ten?a que saber qui?nes eran nuestros amigos, y qu? est?bamos haciendo con ellos.
Insist?a en que si dec?amos que ?bamos a salir por una hora, estar?amos afuera una hora o menos.
Nos averg?enza confesarlo, pero ten?a la osad?a de romper las leyes de trabajo infantil, haci?ndonos trabajar. Ten?amos que lavar los platos, tender las camas, aprender a cocinar, barrer, lavar la ropa, y otras clases de trabajo cruel. Pienso que se quedaba despierta a la noche pensando en m?s cosas para que hici?ramos.
Siempre insist?a en que deb?amos decir la verdad, toda la verdad, y nada m?s que la verdad.
Para cuando llegamos a ser adolescentes, pod?a leer nuestras mentes. ?Ah? s? que se puso dif?cil la vida!
Mientras que todos los dem?s pod?an salir solos con sus amigos cuando ten?an 12 ? 13 a?os, nosotros tuvimos que esperar hasta ser mayores.
Por culpa de nuestra mam?, nos perdimos muchas cosas que los otros chicos vivieron. A ninguno nos atraparon robando, ni destruyendo la propiedad de otros, ni nos arrestaron por alg?n crimen. Todo fue culpa de ella.
Ahora que ya hemos dejado nuestro hogar, todos somos adultos honestos y educados. Estamos haciendo todo lo posible por ser padres malos as? como era mam?.
Me parece que s? lo que anda mal en el mundo hoy. No tiene suficientes mam?s malas!

Te quiero, mamita


Tags: Día de la Madre, para las mamás

Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 26 de septiembre de 2007 | 13:18
Siempre que lo leo me emociona. Le agradezco a mis padres por haber hecho de mi una buena persona, a vos por compartir estas palabras y por ser seguramente esa madre que tanto se necesita en estos d?as. Silvana
Publicado por Sil-Mar
Mi?rcoles, 26 de septiembre de 2007 | 15:02
Gracias Silvana por tu comentario
Silvia