Viernes, 14 de abril de 2006
Es malo ser tonto, pero es tonto ser malo. Sola mente el hombre bueno, el que cultiva en su esp?ritu sentimientos de bondad para s? y para los dem?s, es el hombre verdaderamente sabio.
Los tontos no pueden ser buenos; aunque no debes confundir ser tonto con ser poco culto o no ser erudito; por otra parte, los buenos nunca son ton tos, pues han sabido captar la verdadera sabidur?a, que no es la del mundo sino la de la bondad.
Si, pues, eres bueno, por qu? temes a Dios? Siendo Dios como es, infinitamente bueno, nadie puede tener miedo o temor de El; si t? le temes, es porque t? no eres bueno y, al ser malo, piensas que Dios es como t?.
No tengas miedo de Dios; si le temes, sea solamente un temor que brote del amor que le tienes: un temor de disgustarle, porque El es tu Padre., y nunca est? dem?s temer disgustar al Padre, al que amamos profundamente.

?Dios se burla de los malos y da su favor al hombre recto? (Prov. 14, 9 ?El necio s?lo piensa en pecados; los arrogantes son abominables a los hombres? (Prov. 24, 9,). De Job pudo escribirse: ?Hab?a un hombre llamado Job: hombre cabal y recto, que tem?a a Dios y se apartaba del mal? (Job. 1, 1). Y del Patriarca San Jos? se hace la mejor canonizaci?n al llamarlo ?var?n justo? (Mt. 1, 19).
Comentarios