Lunes, 20 de marzo de 2006
Todo extremismo es vicioso; ni a la derecha, ni a la izquierda; el equilibrio es m?s justo y m?s sano; la virtud est? en el medio.
Puedes pecar por exceso de optimismo o, por deficiencia, en e! pesimismo; pero si no puedes o no sabes guardar e! justo equilibrio de un sano realismo, es preferible que te inclines por el optimismo.
Al fin, siempre ser? m?s agradable presentar la vida ?en colores? que en blanco y negro; siempre es m?s simp?tico esparcir sonrisas que presentar entrecejos; es m?s atrayente la tarde soleada y serena que la tormenta asoladora o la noche silbante.
La prudencia es la virtud que gobierna todas las de m?s virtudes.

Por la prudencia todas las dem?s virtudes guardan el debido equilibrio y por eso siguen siendo virtudes, ya que todo extremo es vicioso. ?Dichoso el hombre que ha encontrado la sabidur?a y el hombre que alcanza la prudencia? (Prov. 3, 13). ?La prudencia es fuente de vida para el que la tiene, el castigo de los necios es la necedad? (Prov. 16, 22).

Con nuestra fe conocemos
que Jes?s es Dios y Hombre;
y aprendemos a luchar
y a trabajar por su Nombre.

Comentarios