Martes, 07 de marzo de 2006
Es dif?cil tener fe; es mucho m?s dif?cil vivir sin fe. Con fe, el camino de la vida se hace dif?cil; sin fe, el camino se torna imposible.
Si no se tiene fe, en su aut?ntica dimensi?n, se cae en mil supersticiones rid?culas e irracionales.
Sin fe no alcanzar?n a levantar una hoja del suelo; con la fe podr?n mover el mundo y convertir al hombre.
Ni fe sin amor, ni amor sin fe; ni fe sin obras, ni obras sin fe; ni Dios sin c hombre, ni el hombre sin Dios.
Muchas cosas no se entienden hasta que no sufrimos por ellas.
?Hacer lo que Dios quiere y querer lo que Dios hace? puede ser una muy buena norma de conducta para tu vida. La perseverancia es buena, si es perseverancia en el bien: el bien no es valedero si no es perseverante.

Nosotros solos so nos muy poca cosa; el Se?or nos lo advierte: ?Sin M?, nada pod?is hacer? (Jn. 15, 15). En cambio, sabemos que con El todo lo podemos, ya que Cristo y yo somos mayor?a aplastante. ?Todo lo puedo en Aquel queme conforta? (FIp. 4, 13).
Ahora la vida ya toda respira tranquilidad.

Comentarios