Domingo, 29 de enero de 2006
Publicado por Sil-Mar @ 16:00  | FABULAS
Comentarios (3)  | Enviar
El sol del verano ard?a sobre el campo. La cigarra cantaba a toda voz en las largas horas de la siesta, tranquilamente sentada en una rama. Com?a cuando se le antojaba y no ten?a preocupaciones.
Entretanto, all? abajo, las hormigas trabajaban llevando la carga de alimentos al hormiguero.
Termin? el verano, quedaron desnudos los ?rboles y el viento comenz? a soplar con fuerza. La cigarra sinti? fr?o y hambre. No ten?a nada para comer y se helaba. Entonces fue a pedir auxilio a sus vecinas, las hormiga. Llam? a la puerta del abrigado hormiguero y una hormiga acudi?. La cigarra le pidi? comida.
? ?Por qu? no guardaste en el verano cuando abundaba? ?Qu? hiciste? ? le pregunt? la hormiga.
Cantaba... respondi? la cigarra.
? ?Mientras yo trabajaba? ?Pues ahora baila! ? dijo la hormiga d?ndole con la puerta en las narices.

Debemos ser prevenidos y pensar en el futuro, para no vernos luego en dificultades.

(Esopo)

Comentarios
Publicado por la diabla
S?bado, 08 de diciembre de 2007 | 17:48
es muy bonito Vacilando me gustaria q le ocurriera a alguno q no hace nada en casa o en cualquier lao bessos a los mas guapos del mundo
Publicado por Invitado
Jueves, 07 de febrero de 2008 | 16:46
RebotadoRebotadoRebotadoSonrisa GiganteChicaSonrojadoinvasor
Publicado por Invitado
Domingo, 02 de marzo de 2008 | 17:41
AvergonzadoAvergonzadoAvergonzadowenaSs pOs Que deCir...
...Qe eSta faBuLa eS fabuLoSa!
..un besSo aLoSs autOreSs & ami nOviia JeSsiiCa tkmM!