Domingo, 22 de enero de 2006
Publicado por Sil-Mar @ 16:00  | FABULAS
Comentarios (0)  | Enviar
Charlaban un d?a el Sol y B?reas, el helado viento del polo, cuan do vieron a un caminante bien en vuelto en su capa. B?reas se ech? a re?r.
Mira a ese pobre diablo ? dijo ? . Se a braza a su capa como para no quit?rsela nunca e ignora que me bastar?a apenas soplar un poco para que su linda capa escapara por el aire.
? ?Lo crees as?? ? repuso el Sol ?. Si quieres haremos una apuesta a ver cu?l de los dos puede quitarle capa. ?Empieza t?!
Infl? B?reas sus carrillos y comenz? a soplar, levemente primero, y luego cada vez con m?s violencia.
Pero cuanto m?s soplaba, m?s se envolv?a el viajero en su capa, sosteni?ndola con ambas manos junto a su cuerpo. In?til fue la furia con que B?reas se arroj? sobre ?l. Hasta que al fin dej? su turno al Sol. Este se abri? paso entre las nubes y comenz? a calentar la tierra. El viajero solt? un poco la capa. El Sol lanz? sobre ?l sus rayos cada vez m?s ardientes
El hombre anduvo unos pasos, se quit? el abrigo y lo colg? al brazo El Sol mir? a B?reas y sonri? ?Le hab?a bastado tocarlo apenas con la punta de fuego de sus rayos!

Los mejores resultados se logran con dulzura y persuasi?n.

(Esopo)

Comentarios