Martes, 22 de noviembre de 2005
Publicado por Sil-Mar @ 14:00  | PARA PENSAR
Comentarios (1)  | Enviar
Ser aut?nticos... Mostrarnos como somos... Dejar de usar disfraces para agradar, para vender una imagen, para que los dem?s reparen en nosotros...

Dejar tambi?n de adaptarnos al otro, porque es muy com?n que no re?mos a veces porque a la otra persona no le gusta... No pedimos porque le molesta... No usamos ropa ajustada porque ?l dice... No comemos carne porque ella es vegetariana... Hablamos y vestimos elegantes porque ?l o ella as? lo prefieren...
Entonces abrimos el placard de los disfraces y un d?a somos Peter Pan y otros Dr?cula, un d?a Cenicienta y otros la bruja de Blancanieves, un d?a somos La dama de las camelias y otros la protagonista principal de Nueve semanas y media... Un d?a somos Stallone y otros Woody Allen... Un d?a somos Robert Redford y otros Jim Carry.

Entonces cuando termina el d?a sentimos que por el solo hecho de buscar ser aceptados pagamos el alto precio de ser infelices, pues si para agradar, para que me quieran, para que me respeten, para que me acepten tuve que aparentar ser otra persona y dej? de ser como soy en realidad ese personaje pudo haber sido feliz pero no nuestro verdadero yo y ?l es el que importa porque est? ah?, en nuestro interior.

Seamos aut?nticos, mostremos quienes somos, nuestra esencia es muy importante y si no nos aceptan no importa, en otro lugar hay alguien esperando que aparezca un ser como nosotros.



desconozco su autor
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 06 de octubre de 2011 | 17:27

Hermoso artículo me encata la autenticidad aunque es díficil que los demás te acepten cuando te portas como eres sin disfraces y sin apariencias, igualmente es muy dificil encontrar personas auténticas a la vuelta de la esquina porque vivimos en un mundo de modelos y tendencias y modas y los que no se acogen a esas formas de ser simplemente no son muy tenidas en cuenta por lo que esa presión social te limita a ser tu mismo. Pero pienso que nada es tan valioso como conocerse a sí mismo saber lo que se quiere y tomar el control.  La verdadera autenticidad marca la diferencia en una persona. Sonrisa Gracias por tu blog