Viernes, 18 de noviembre de 2005
Insisto en que debemos mirar a Dios, no sobre las nubes, sino a nuestro lado, en el hermano que sufre, en el que goza, en el ni?o y el anciano, en el sano y el enfermo.
Lee la canci?n que te lo recuerda gr?ficamente:
?Se?or, cre? verte, pidiendo limosna, cubierto de harapos, gan?ndote el pan, vivir en las villas, comer malamente, postrado en un lecho de pobre hospital.
Se?or, cre? verte cobrando facturas, y all? en la oficina gan?ndote el pan, curar al enfermo, hacer de maestro, barrer plazas y calles de nuestra ciudad.
Se?or, cre? verte pescando en el r?o, jugando en la cancha, gan?ndote el pan; bajar a la mina, subir el andamio, guiar autobuses y luego volar.
Se?or, ?eras T?? Dime la verdad?.

?A Cristo am?is sin haberle visto; en El cre?is, aunque de momento no le ve?is, rebosando de alegr?a inefable y gloriosa, y alcanz?is la meta de vuestra fe: la salvaci?n de las almas? (1 Pc. 1, 8-9). ?Es tan f?cil ver a Dios en los hermanos, gozar de Dios en los hermanos, servir a Dios en los hermanos, salvar a los hermanos para Dios!
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 18 de noviembre de 2005 | 9:19
Silvia, siona me recomendo tu blog, te invito a que tambien te des una vuelta por mi blog de cocina.

www.blogdecocina.com.ar/blog, tal vez te interese colaborar.
saludos

Gabriel