Mi?rcoles, 26 de octubre de 2005
Cuando el grano de uva es deshecho por la prensa que lo tritura, se convierte en jugo dulce y vitalizador.
Cuando la aceituna pasa por el molino, se hace aceite suave y acariciante.
?nicamente el dolor nos har? comprender a los dem?s y ser b?lsamo sobre los desgarros y heridas de todos.
Es bello vivir una vida dif?cil, pero con la sencillez del ambiente diario; a cada acto dif?cil, a cada momento arduo, ponle el beso de la sencillez.
Las horas m?s dif?ciles de nuestra vida son las que mejor nos moldean; las dificultades tallan la verdadera personalidad de cada uno de nosotros.
As?, no te acostumbres a quejarte de las cosas que a diario te suceden; m?s bien acost?mbrate a ir subiendo la cuesta del cumplimiento de tu deber, repechando sus empinadas laderas y entonando al mismo tiempo un canto a tu cruz.

"Esta es la Alianza que pactar? con ellos, despu?s de aquellos d?as, dice d Se?or: Pondr? mis leyes en sus corazones y en su mente las grabar? y de sus pecados e iniquidades no me acordar? ya" (Heb. 10, 16-17).
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 26 de octubre de 2005 | 9:41
Pero recordemos que Dios dijo a sus feligreses, que comfiaramos en ?l, pero que teniamos manos para luchar, pies para correr y la Sagrada obligaci?n, de aprender, de superarnos, para de esta manera, dejar una herencia, no solo a nuestros hijos, si no a la humanidad, de justicia de amor. Es muy facil ante los problemas que no surgen a diar?o, ante las zancadikkas que nos pne la vida, retirarnos, tirarnos en la cama, medicarnos, ofreciendo nuestra "cruz" a Dios, pero a la vez "aislarnos" de este mundo hermoso que nos di? y que no tenemos derecho a tirar en su nombre. Nuestra obligaci?n es estar serenos, no ser engreidos e hirientes, para de esa manera, entregar el amor, que todos, todos tenemos dentro y as? dar la mejor herencia, entrefarla con el coraz?n, esa herencia es el amor, pero el amor no se vive solo, aislado del mundo, tomando cuando ya no se puede mas, ese amor se vive o mejor dicho se comparte, la mujer con el hombre, el hombre con la mujer.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 26 de octubre de 2005 | 9:46
continua...
Para de que de esa manera, el amor fluya a los demas, hijos, padres: Dios nos dijo que amaramos y seriamos amados, la esencia misma de Dios nace en nosotros y la entregamos d?a a d?a. No olvidemos que nuestro se?or en el avcto del bautismo perdona el pecado original, porque hijos no han de vivir vidas de los que nunca fuer?n culpables, han de vivir las suyas, para educar a la carne de carne y poder si hace falta consolar a los Padres. Mientras nos flagelamos con el dolor no se vive la vida con amor y eso tal vez sea el peor de los pecados.

Ignasi