S?bado, 03 de septiembre de 2005
Tom?s de Aquino define la paz como la tranquilidad en el orden; y Agust?n nos habla de la belleza, como algo intr?nsecamente relacionado con el orden.
Es que el orden entra en los planes del Creador. Mira sobre tu cabeza y ver?s millones de estrellas admirablemente ordenadas; contempla bajo tus pies y admirar?s el sabio equilibrio de todos los seres, que sirven para tu sustento o tu recreaci?n.
Tu vida ha de ser ordenada en todo nivel; el desorden y la desorganizaci?n no pueden serte ?tiles, no pueden entrar dentro de los planes de Dios sobre ti.
Que el orden rija desde tus cabellos, hasta tus sentimientos; desde tus ropas, hasta tus ideas; desde tus actos m?s ?ntimos, hasta tus relaciones con los dem?s.
S? en toda tu vida un reflejo del orden que Dios puso en la creaci?n.

"Amor y Lealtad se han dado cita, Justicia y Paz se abrazan; Lealtad brotar? de la tierra y de los cielos se asomar? Justicia. El mismo Yahv? dar? la dicha y nuestra tierra su cosecha dar?; Justicia marchad delante de El y Paz sobre la huella de sus pasos" (Salmo 85, 11-14). "La adecuada promoci?n de esa honesta paz p?blica es la ordenada con viven- da en la verdadera justicia..." (DH, 7,).
Comentarios