Jueves, 18 de agosto de 2005
Aqu? tienes las ocho leyes que dio Abraham Lincoln y que, a no dudarlo, son de gran sabidur?a:
1. No llegar?s a la prosperidad despreciando la econom?a.
2. No puedes fortalecer al d?bil debilitando al fuerte.
3. No puedes ayudar al obrero degradando al que le paga su salario.
4. No promuevas la hermandad de los hombres in citando al odio de clases.
5. No puedes ayudar al pobre destruyendo al rico.
6. No puedes establecer una seguridad bien fundada con dinero prestado.
7. No puedes dar al hombre valor y car?cter, quit?ndole su iniciativa y su independencia.
8. No puedes ayudar a los hombres haciendo lo que ellos podr?an hacer.
Consejos a nivel humano; pero si sobre ellos proyectamos la luz del Evangelio cobrar?n nuevo sentido y elevaci?n.

"Yahv? la pena y la tristeza las miras t?, para tomarlas en tu mano; d desvalido se abandona a ti, t? socorres al hu?rfano... El deseo de los humildes escuchas t?, Yahv?, su coraz?n confortas, alargas tus o?dos, para hacer justicia al hu?rfano, al veja do, para que cese la tiran?a del hombre salido de la tierra" (Salmo 10, 14-18)
Comentarios