Mi?rcoles, 10 de agosto de 2005
Vivir es obrar; obrar es luchar; luchar es vibrar y hacer vibrar a los dem?s.
La mayor?a de los hombres vive en una perpetua pr?rroga, dejando para un ma?ana hipot?tico, cuya aurora se obstina en no brillar jam?s, las reformas, las ejecuciones decisivas.
Y esto no es otra cosa que perder el tiempo; no emplearlo. Al tiempo perdido se le llama solamente existencia. Como existe la piedra; aunque la piedra "existiendo" llena su misi?n. En cambio, al tiempo empleado se le llama vida; como vive todo el que desgasta sus fuerzas en el perfeccionamiento propio o ajeno.
?Existes o vives? ?Empleas el tiempo para ti, para perfeccionarte, para superarte? ?Lo empleas para los dem?s? ?Sientes que tu vida est? llena con un ideal, o la sufres vac?a y hueca? ?Tienes ansias de vivir, o ya est?s poco menos que cansado de la vida?
Centra tu vida en Dios y te sentir?s feliz.

"Cristo, por el misterio pascual de su hiena venturada pasi?n, resurrecci?n de entre los muertos y gloriosa ascensi?n... destruy? nuestra muerte; y con su resurrecci?n restaur? nuestra vida" (?SG, 5). Nuestra vida, por Cristo, es otra vida, con dimensiones distintas; acu?rdate qu? era tu vida an tes de tu encuentro con Cristo v qu? es ahora. Y qu? deseas que llegue a ser.
Comentarios