Martes, 02 de agosto de 2005
He aqu? ahora el dec?logo del esposo:
1. No te olvidar?s de demostrar a tu esposa admiraci?n y cortes?a, como lo hac?as cuando eran novios.
2. Le expresar?s con palabras, o con tu actitud, tu aprobaci?n por la comida de cada d?a, pues la comida no llega a la mesa por s? sola.
3. Recordar?s a tu esposa, consult?ndola sobre tus problemas, habl?ndole de tu trabajo.
4. Evitar?s todo aquello que quisieras que tu esposa evitara; lo que a ti te disgusta, probablemente le disgustar? a ella.
5. No le mentir?s nunca en ninguna cosa, ni siquiera cuando se hable de tus ingresos.
6. Recordar?s los cumplea?os de tu esposa y de tus hijos.
7. Recordar?s el aniversario de tu matrimonio.
8. No discutir?s nunca acaloradamente con tu esposa, menos a?n delante de tus hijos; cuando sea necesario, dialogar?s con ella siempre con todo respeto y con cari?o, como corresponde a dos buenos esposos.
9. Amar?s a tu esposa y le ser?s fiel sobre todas las cosas.
10. Recuerda que si el hombre es la cabeza del hogar, la esposa es la corona de esa cabeza.

Por tanto, todos los fieles cristianos, en las condiciones, ocupaciones o circunstancias de su vida y a trav?s de todo esto, se santificar?n m?s cada d?a si lo aceptan todo con fe de la mano del Padre celestial y colaboran con la voluntad divina" (LG, 41).
Comentarios