Jueves, 30 de junio de 2005
Buena oraci?n para que recen los esposos juntos: "Se?or, Padre nuestro; gracias porque hemos descubierto la alegr?a del amor. Por eso, en medio de tantos odios y guerras, de tantas indiferencias y ego?smos, nosotros hemos cre?do que el amor es posible.
Porque creemos en Ti, que eres el Amor. Por eso, nos pusimos en marcha, por el camino del amor. Nos sentimos seguros, no por nuestras fuerzas, sino porque T? est?s con nosotros. Te ofrecemos nuestra decisi?n de ser fieles al amor, con sus exigencias y compromisos.
Queremos amarnos, amar a nuestros hijos y amar a todos los pr?jimos, de tal manera que seamos testigos de tu presencia, para que el mundo se transforme en tu Reino, para que los otros crean en el amor y as? puedan creer en Ti".
El matrimonio es lo m?s opuesto al ego?smo, pues lo esencial en el matrimonio, m?s que dar, es darse, pero darse en plenitud; y el fruto visible de ese darse: los hijos, son el tesoro m?s preciado que los padres han de guardar con un celo digno de la causa que el Creador puso bajo su custodia.

"Padres, no exasper?is a vuestros hijas, sino formadlos m?s bien mediante la instrucci?n y la correcci?n seg?n el Se?or" (Ef. 6, 4). "Para que la familia pueda lograr la plenitud de su vida y misi?n, se requieren un clima de ben?vola comunicaci?n y uni?n de prop?sitos entre los c?nyuges y una cuida-
dosa cooperaci?n de los padres en la educaci?n de los hijos" (GS, 52).

Comentarios