Domingo, 05 de junio de 2005
Publicado por Sil-Mar @ 9:30  | EL AUTO
Comentarios (0)  | Enviar
En d?as de lluvia intensa, el agua puede mojar los discos de freno y formar una capa liquida entre el disco y la pastilla, que act?a como lubricante. Ante una frenada imprevista, la capacidad de frenado se ve reducida notablemente.

Para evitarlo, se debe accionar levemente el freno durante unos segundos sin soltar el acelerador hasta sentir una leve resistencia al avance.
Esta acci?n producir? suficiente calor como para secar los discos.

Se debe tener en cuenta que al realizar esta maniobra, debe chequear los espejos retrovisores y accionar s?lo cuando no haya ning?n veh?culo detr?s.
Por otro lado, si existe acumulaci?n de agua, este m?nimo frenado podr?a generar una diferencia de adherencia entre los neum?ticos del veh?culo y por ende una peque?a desestabilizaci?n. Por eso, se aconseja que la realizar esta maniobra sostenga firmemente al volante.

Fuente: La caja de ahorro y seguro.
Comentarios