Lunes, 23 de mayo de 2005
Publicado por Sil-Mar @ 16:00  | PARA PENSAR
Comentarios (0)  | Enviar
Para llegar a ser vieja

Se?or, Tu sabes mejor que yo que me estoy poniendo vieja, y que alg?n d?a ser? anciana.
No permitas que me vuelva locuaz, ni me dejes caer en el vicio fatal de creer que tengo que decir algo sobre cada tema y en cada ocasi?n.
L?brame del antojo de creer que puedo arreglar todos los asuntos de los dem?s.
Ilum?name para que evite contar las cosas con innumerables detalles.
Dame alas para llegar pronto al grano del asunto.
Te pido el don de saber escuchar el relato de las desdichas ajenas.
Dame fortaleza para soportarlos con paciencia.
Pero en cambio sella mis labios para que no cuente mis propios dolores y malestares. Se que ir?n en aumento, y el llevar la cuenta de ellos me produce cada vez mayor fruici?n, a medida que pasan los a?os.
Ens??ame la magn?fica lecci?n de que es posible que a veces me equivoque.
No quisiera ser, Se?or, ni una vieja "agriada", ni uno de estos tipos de "santas" con los cuales se hace dif?cil vivir.
Dame, te pido, una prudente dulzura.
Hazme precavida, pero no cavilosa, comedida, pero no "metida" ni mandona.
Me de l?stima que teniendo un caudal tan grande de condiciones no pueda hacer uso de todos ellos; pero bien sabes, Se?or, que prefiero mantener algunos amigos durante mis ?ltimos d?as.
Comentarios