Martes, 17 de mayo de 2005
Publicado por Sil-Mar @ 16:00  | CHISTE
Comentarios (0)  | Enviar
Una viejita se fue a la tienda y puso en su canasta las latas m?s caras de comida para gato. Luego fue a pagar en a la caja, le dice con orgullo a la cajera. "S?lo compro lo mejor para mi gatito".

La cajera le responde: "Lo siento, pero no le podemos vender comida para gato sin que usted tenga prueba que tiene un gato. Muchos ancianos compran comida para gato, total ellos mismos se lo comen, la gerencia quiere prueba de que usted est? comprando la comida realmente para su gato".

La viejita se fue a casa, agarr? su gato y lo trajo a la tienda. Ellos le vendieron la comida para gato.

El d?a siguiente, la viejita fue a la tienda y compr? 12 galletas para perro, una para cada d?a de Navidad. La cajera esta vez le exige prueba de que ella tambi?n ten?a un perro, alegando que muchos ancianos a veces comen hasta comida para perro.

Frustrada la viejita fue a casa, regresa trayendo a su perro.

Finalmente le dieron las galletas para perro.

El siguiente d?a ella trajo en una peque?a caja que ten?a un hueco en la tapa. La viejita le pidi? a la cajera que metiera su dedo en el hueco de la caja. La cajera dijo, "No, quiz? usted tenga all? una serpiente". La viejita le asegur? que no hab?a nada en la caja que le morder?a. Entonces la cajera r?pidamente mete y saca el dedo del hueco de la caja y le dice a la viejita: "Esto huele a mierda".

La viejita con una sonrisa de oreja a oreja le dice a la cajera, -"Ahora, querida, ?puedo comprar tres rollos de papel higi?nico?"
Comentarios